Hospital veterinario en Valencia con más de 25 años de experiencia en el sector de la salud animal decide traspasarse a un nuevo local y depositar su confianza en nosotros para remodelar ,el que a día de hoy; es su nuevo espacio.

Finalizado en enero de 2017, este proyecto supuso un gran reto para nosotros; ya que la reforma se realizó en un bajo dentro de una finca residencial.

La actividad de este hospital abarca las 24 horas del día ,y siendo la mayoría de los materiales de construcción vidrio; la dificultad de transmisión nula de ruido a las viviendas era mayor.

Por ello, decidimos instalar falsos trechos de manera que el sonido de las actividades del hospital y de sus pacientes hospitalizados no traspasase a las viviendas del edificio.

Conseguimos entregar un proyecto que cumplía no solo con las necesidades de insonorización demandadas sino también con la estética y diseño que representan la identidad del hospital.

¿Os gusta el resultado final?

A veterinary hospital with 24h activity, relies on rehabitable to remodel its new space.

Making use of a lot of glass throughout the renovation, we managed to isolate the new space from noise from veterinary activities.

Not only the vet’s clients were happy, but also the neighbours, as this new space was located on the ground floor of a residential property.